Desde Eurovillas a Lisboa

 

Una vez viajé en una barca pequeñita desde Eurovillas a Lisboa.

Cada día después de comer me iba a la orilla y unía tablas de madera, no puse vela porque la corriente me llevaría hasta Lisboa.

Partiría desde el arroyo Vega, donde tenía mi puerto y mi taller. Construía la barquita individual en verano después de comer, no hacía calor porque los árboles daban sombra.

Llegaría al río Tajuña.

Luego al río Henares.

Luego al Tajo.

En él ya no tendría que hacer más cambios, viajaría directamente a Lisboa, la corriente me llevaría y no ocurriría nada malo.

Cuando terminé la barquita pequeña pensé en lo bonita que era, cogí un neumático y lo situé en el centro, ahí me sentaría y esperaría a que la corriente me llevase hasta Lisboa.

Inicié el viaje a finales de agosto, dejé todo en Eurovillas y me fui a Lisboa. Era de noche y no hacía frío. Menos mal.

Annunci
Questa voce è stata pubblicata in Uncategorized. Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...