Entrevistas a personas que vuelan. Jenn Rubio

“Por inferior que sea la ficción al sueño”: y el amor o Dios a volar.

Entrevistas a personas que vuelan

Jenn Rubio

¿ Desde hace cuánto vuelas o cuándo aprendiste a volar ?

Aprendí siendo muy pequeña, tengo recuerdos conscientes – quizás – desde los diez años, pero estoy segura que antes de esa edad ya sabía también volar.

Y antes volaba más, va por etapas, quizás coincida con etapas de mi vida, no consigo relacionar.

¿ Qué estilo vuelas o de qué manera lo haces ?

Sin nada lo hago, con el cuerpo, subo disparada hacia arriba por impulso, allí me desplazo de manera horizontal. A veces la subida no es voluntaria, pero luego me doy cuenta de que ya estoy volando y entro en el juego, en la historia.

¿ Has volado acompañada o quién te ha acompañado – si lo ha hecho alguien – cuándo vuelas ?

Nunca he tenido el placer de volar acompañada o no lo recuerdo. Pero quiero probarlo.

¿ Fuiste a la Escuela de Vuelo Internacional, eres autodidacta o fuiste a la Escuela de Vuelo Nacional – o en su caso a cualquier otra – ?

He de reconocer que no he ido a ninguna escuela. Descubrí mi gran habilidad de pequeña y siempre que puedo lo hago, aunque me gustaría dedicarle más tiempo.

¿ Hasta dónde llegas al volar ? ( El limite hoy día está en ver la Tierra desde fuera )

Si vuelo bajo – en general – puedo distinguir la zona en la que me encuentro. Pero cuando subo un poco más comienzo a volar sobre ciudades (Cannes o San Sebastián, por ejemplo) o la mayoría de las veces sobre el campo. Veo zonas menos iluminadas o poco transitadas.

Una vez incluso volé sobre el Océano Atlántico.

¿ Te has caído alguna vez ?

Nunca. Es curioso, a veces he luchado incluso por querer bajar. Es como si la gravedad estuviera invertida y vuelvo a subir sin querer, curioso.

¿ Vuelas por volar o aprovechas la situación en la que te encuentras para hacer algo – y en su caso el qué – ?

No domino el vuelo como para vivir de ello y trabajar de profesora en una Escuela o varias, si es a lo que te refieres con la pregunta.

En los casos en los que domino el vuelo lo hago para disfrutar. Vuelo.

Pero en otras ocasiones es la mejor manera de escapar del miedo, casi siempre, del miedo. A veces no hay nada atacandome, pero siento miedo y comienza el levantamiento. Siento miedo.

Es cierto que vuelas.

“Por inferior que sea la ficción al sueño”: y el amor o Dios a volar.

¿Qué sientes cuándo te despiertas y no puedes volar más ?

Normalmente siento fascinación por lo ocurrido, me recreo durante un tiempo en esa grata experiencia y me enfrento a la realidad, esperando volver a soñar muy pronto y tener la posibilidad de seguir volando.

Exacto

Annunci
Questa voce è stata pubblicata in Uncategorized. Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...