Salta Italia

.

De pequeño, al comer pasta – sobre todo tallarines – imaginaba fábricas de pasta. Desde la recogida del trigo a las diferentes fases de la producción, entonces soñaba con Italia y así los tallarines estaban aún más buenos.

Ahora Italia es un país sin pescaderías, un lugar en el que el pescado se come sobre todo en ocasiones especiales, un país donde el marisco se usa casi siempre para hacer salsas y los marisqueadores hablan de salsas de almejas y mejillones muy especiales, pero nunca solas.

Ahora en Italia veo reportajes sobre fábricas de preservativos, compro el pescado entero en la pescadería porque los filetes los venden congelados y la pasta la ceno sola con aceite. Al menos a la orilla la llaman los italianos bagnasciuga, que quiere decir: se moja, se seca, se moja y se seca, se moja, se seca, se moja y se seca.

Ahora sueño con volar y saltar por lo tejados de las ciudades italianas y volver a casa, a España.

La comida y el sexo, dos grandes mundos, sin duda.

Annunci
Questa voce è stata pubblicata in Uncategorized. Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...